viernes, 27 de marzo de 2009


  • ¿No es estúpido que ahora lo que podría ser un graffiti, es un aviso publicitario? No necesitamos que nos digan en que creer/comprar, esa historia de que los publicistas ahora también son taggers... Fragmentos de angustia en un espacio que, quizá, sea lo único que poseamos

Ahora un morral pintado en la pared significa que 'puedes llegar a cualquier parte', cuando hasta donde lo recuerdo servía para guardar lo que fuera ahí atrás (libertad tal vez?)

Una buena frase, un gran escritor = verdad indudable

"Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo." decía Oscar Wilde

lunes, 23 de marzo de 2009

'La Calle' revista que da trabajo a los mendigos en Bogotá

Desde hace un año y por la iniciativa de un ciudadano Inglés, existe en Bogotá una publicación periodística y fotográfica que con su venta y distribución, no solo ofrece una oportunidad de trabajo a las personas más vulnerables de nuestra sociedad, sino que permite cambiarles la vida.

Quizá alguna vez se la ofrecieron y le dio miedo mirar, tal vez no tuvo tiempo para parar y leerla, o simplemente aún no la conoce; la revista ‘La Calle’, que hace parte de una fundación independiente que lleva el mismo nombre, es el medio con el cual cientos de personas que viven en la indigencia recorren los barrios de la capital colombiana y a través de su venta obtienen ingresos que les ayudan a subsistir.

‘Superando la limosna’ es la insignia que cada mes aparece publicada en la primera página de esta revista, y es el mensaje que quiere transmitir Henry Mance, su director, un inglés proveniente de Londres que vio en Bogotá el lugar perfecto para implementar este proyecto, concebido como un mecanismo de autoayuda contra la marginalidad y la mendicidad.

“No son empleados, sino trabajadores independientes. Lo que venden depende de ellos mismos, así como su estrategia de venta y compromiso. La idea es mejorar su situación, la manera como uno existe dentro de la sociedad.”, dice Mance.


¿Cómo funciona La Calle?

Los ‘parceritos’ son contactados en comedores comunitarios, hogares de paso, hoteles o en las calles de la ciudad, por las coordinadoras sociales Claudia González y Saskia Weltevrede; quienes además, son las encargadas de brindarles apoyo psicosocial, por ejemplo, dirigiéndolos a servicios de salud cuando sea necesario, o a lugares donde puedan pasar la noche.
Una vez son registrados los datos de los nuevos vendedores, estos reciben las instrucciones iniciales de venta, y están listos para trabajar, pues contrario a lo que se cree en ‘La Calle’ no existen contratos y la elección de vincularse o no, es totalmente libre.
Ellos compran la revista en $700 y la venden en $1.500 pesos, ganando $800 por cada ejemplar. También reciben talleres de arte, escritura, ventas e inglés que además de permitirles desarrollar nuevas habilidades, les sirve para crear el contenido de una sección de la revista llamada la ‘Prensa del Asfalto’.

“Cuando entran a trabajar aquí, muchos valores se reestablecen. Vienen hasta acá, valoran el producto porque pagan por él, quieren aprender a escribir, a trabajar en equipo. Vuelve la autoestima. Es un proyecto de ellos”, comenta Henry Mance

Al día, en promedio, se registran entre 8 y 10 vendedores.


“Camilo”

Cuando ‘La Calle’ comenzó en noviembre de 2007, Camilo Alberto ‘Zapa Stevens’, como le gusta que lo llamen, conocido reciclador de Chapinero, fue uno de los primeros que llegó a trabajar como vendedor en la revista. Camilo recuerda que conoció la publicacion por consejo de un viejito llamado Mauricio, al que le debe todo.
“¡Ah! ¡Esto es una mina de oro! yo soy el campeón porque en julio me gané el premio al que más vendió revistas (...) y el próximo año voy a darme una vueltica por Inglaterra y me voy a conseguir dos monas, una para mi y otra para Henry” dijo Camilo emocionado
Suele vender las revistas en el Chorro de Quevedo, la Universidad de Los Andes y El Externado, y asegura que mientras pueda seguirá trabajando para ‘La Calle’.


Todo empezó cuando...

Henry Mance, que ha trabajado en BBC Online y en el área de responsabilidad social empresarial con la Fundación Pfizer en el Reino Unido, llegó a Colombia en el año 2005 como parte de un trabajo de campo para la maestría que realizó en desarrollo internacional en la Universidad de Oxford.

Durante su viaje Mance descubrió en Colombia un país en el que se podía hacer mucho y donde conocía personas interesadas que lo podían ayudar a desarrollar sus proyectos. Entonces renunció a sus planes en Londres y llegó a Bogotá en febrero de 2007.
Basado en el éxito de la publicación de la calle ‘The big issue’ del Reino Unido, que genera cerca US $17millones al año para los mendigos, el periodista decidió fundar su propia revista aplicando este modelo de trabajo que activa la economía de mercado, en noviembre de 2007.
“Lancé la revista con un amigo de la Universidad y logre que creciera contacto tras contacto. En Colombia ocurre algo muy particular y es que sea rico o pobre, joven o viejo da limosna, dan dinero sin pensar y esa no es una dinámica social bella, ni sostenible. ‘La Calle’ va en contra de un mito: dar limosna es necesario para ayudar”, dijo Henry Mance
Como ‘la Calle’ hay casi 100 revistas distribuidas en más de 37 países a lo largo de los 6 continentes. Quien coordina sus actividades es The International Network of Street Papers (INSP) que trabaja desde 1994 con periódicos y publicaciones independientes que buscan ser un instrumento a largo plazo para la transformación social de las necesidades y los derechos de quienes viven en la pobreza.
Por ejemplo, está la publicación de la ciudad Seattle (E.U.), ‘Real Change’ (cambio real), que se fundó en 1995 como un periódico bimensual. Actualmente es semanal y cuenta con la participación de 200 vendedores que habitan en las calles, que distribuyen cerca de 12.000 ejemplares del periódico a un dólar por edición.


El concepto

La revista esta pensada para un público Bogotano, interesado en conocer la ciudad desde las imágenes y los escenarios que ofrece. De ahí que opte por contar el otro lado de las historias que se viven en las calles y que su principal temática sean los eventos culturales y espacios urbanos que presenta la Capital.

Aunque el interés primario de ‘La Calle’ esta centrado en innovar cada vez con el diseño gráfico de la revista y la fotografía que proponen, también invierten muchas de sus hojas para darle un espacio al arte literario.
‘Poesía’, un espacio para las obras de los lectores, y ‘Prensa del Asfalto’ lugar reservado para que los vendedores de la calle expresen sus ideas y cuenten sus historias, sean las secciones características de esta publicación.
Por lo pronto, el director de ‘La Calle’ dice que aspira a que la revista siga creciendo y los vendedores se asemejen a los voceadores de cualquier periódico nacional. También que se traten con urgencia los temas de la marginalidad y la limosna, y que la publicación concentre más investigaciones sólidas y más humor en sus páginas.

“Quiero darle trabajo no a docenas, sino a cientos de habitantes de la calle, que puedan sentirse orgullosos del producto que venden. Sueño con un punto de venta donde la gente vaya y compre la revista, y poder crear una conciencia pública sobre el tema de la pobreza y la gente que no trabaja, que solo pide” asegura.


Para mayor información:
Página en Internet [ http://www.lacalle.info/ ]
Sede Chapinero: K8 #43 – 21, Tel. 2835216
Puntos de venta ‘La Calle’: Librerías Lerner, Luvina Books

domingo, 15 de marzo de 2009

Album con fotos (sin dejarlo pasar)

La verdadera cara de los ángeles
Es que hay napalm y hay niebla y hay tortura.
La cara verdadera
Es el zapato entre la mierda, el lunes de mañana, el diario.
La verdadera cara
Cuelga de perchas y liquidación de saldos, de los ángeles
La cara verdadera
En un álbum que cuesta treinta francos
Y esta lleno de caras (las verdaderas caras de los ángeles):
La cara de un negrito hambriento,
La cara de un cholito mendigando,
Un vietnamita, un argentino, un español, la cara
verde del hambre de los ángeles,
por tres mil francos la emoción en casa,
la cara verdadera de los ángeles,
la cara verdadera de los hombres,
la verdadera cara de los ángeles.

Julio Cortázar
(Ultimo round, editorial debate, México, 1992, Pág.110)

Preludio

Una tarea académica se vuelve hoy la excusa para crear este espacio. Un espacio concebido en la historia de los momentos, de lo que unos piensan, de lo que fuimos. De todo y nada podemos hablar hoy, criticar mañana, de la necesidad de ser conocidos o aceptados... ‘que lo que aquí se publique sea de tu agrado’.

Espero no convertirme en un intento de filosofa aguada que trata de sorprender o ilusionar a los lectores con sus textos, o revelar y competir con las palabras como en un reality, tratando de mostrar una imagen idónea de lo que soy.... aunque existe un rumor generalizado que dice que en muy poco tiempo todos terminamos así, que después de un año se termina revelando ese lado que busca ser alguien nombrado, conocido o felicitado.

No existe un tema claro, ni una idea constante, solo la noción de que las historias se escriben desde apartes sin importancia. Que tiendo a extenderme en la escritura y que la política será un tema obligado. Quienes visiten este sitio son bienvenidos, a leer, opinar, a creer y no decir, a callar.